7 síntomas de que eres intolerante al gluten

Los dolores de vientre, náuseas o diarrea son dolencias que muchos experimentan hoy en día en su vida cotidiana. A menudo estas personas reciben diagnósticos erróneos, como de síndrome del intestino irritable. Lamentablemente, con demasiada frecuencia ocurre que las molestias no mejoran, incluso después de realizar cambios en la dieta, y además aparecen otras molestias, como migrañas o resfriados frecuentes.

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Piekarnia Europiek (@europiek) am

Los siguientes síntomas indican que el afectado sufre intolerancia al gluten o una sensibilidad a este que no se ha tratado adecuadamente. En la mayoría de los casos, el consumo de alimentos con gluten no solo afecta a la digestión. La siguiente lista incluye otros posibles síntomas de la intolerancia al gluten.

1. Probemas dentales

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Doctor Smile (@dr.smile) am

Pese a que mantienes una higiene bucal diaria y te realizas revisiones frecuentes en el dentista, ¿tienes caries, dientes sensibles o llagas en la boca? Esto puede deberse al consumo de gluten. Si tu cuerpo no es capaz de aprovecharlo y tiene que expulsarlo a través del intestino, puede que a tu organismo le falten minerales (incluyendo el calcio, responsable de la formación y mantenimiento de los dientes). Por ello, si tienes problemas bucales pese a cuidarte bien, es recomendable hacerte un test de intolerancia al gluten.  

2. Molestias gastrointestinales

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Gut Health Journey (@goodluckgut) am

Al intestino también se le llama el "segundo cerebro" del ser humano, pues en él tienen lugar muchos procesos del cuerpo. Este órgano vital es aun más sensible al estado de salud. Por otro lado, entre el 10 y el 15 por ciento de la población mundial sufre síndrome del intestino irritable, que causa molestias regulares en el estómago o intestino.

Dado que estas enfermedades crónicas no se pueden diagnosticar mediante pruebas, sino solo a través del testimonio de los afectados, las personas intolerantes al gluten a menudo reciben un tratamiento incorrecto. Por lo tanto, un médico debe comprobar mediante un análisis de sangre si se trata de una intolerancia al gluten o si existe otra enfermedad crónica de los órganos digestivos.

3. TDAH

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Muminthemiddleeast (@muminthemiddleeast) am

Tanto niños como adultos pueden desarrollar un trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) por comer alimentos con gluten. Los afectados tendrán dificultad para concentrarse y muestran un bajo grado de autocontrol. Una dieta sin gluten puede reducir los síntomas del TDAH si los causa la intolerancia.

4. Desequilibrio hormonal

Girl and Grief

El consumo de gluten no solo puede provocar síntomas externos: también puede influir en el equilibrio hormonal. En el caso de las mujeres no tolerantes al gluten, las consecuencias son especialmente negativas. Se pueden producir irregularidades en el ciclo menstrual y efectos secundarios graves durante el período. En la pubertad, durante el embarazo o la menopausia, los trastornos pueden agravarse. 

5. Trastornos del sistema nervioso central

sleeping sound

No solo la concentración de hormonas en el cuerpo se ve afectada cuando un enfermo crónico ingiere productos de trigo y similares. Las inflamaciones resultantes en el intestino fomentan alteraciones del sistema nervioso central. Esto puede manifestarse en trastornos del sueño, ansiedad e incluso depresión. Según un estudio, los dolores de cabeza y migrañas también son más comunes entre las personas que no toleran el gluten.

6. Cambios de peso sin motivos

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Nairobi Villanueva (@alubytadi78) am

Puesto que cada persona reacciona de forma diferente al consumo de gluten, puede ser que aparezcan síntomas contradictorios. Mientras algunos afectados sufren pérdida de apetito y vómitos, lo que les lleva a perder peso; otros engordan mucho y rápidamente. Esto es particularmente cierto en el caso de los "comedores frustrados", que comen más bajo estrés y por preocupación.

7. Problemas cutáneos y de uñas

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Susan Galbraith (@soozeybee) am

Cada vez más nutricionistas establecen una conexión entre enfermedades cutáneas, como neurodermatitis, y la alimentación y salud intestinal. Por ejemplo, tras el consumo de productos de trigo, pueden producirse erupciones en las manos, los codos o la cabeza. Además, la falta de minerales también afecta el crecimiento de las uñas de los pies y manos, que pueden volverse frágiles.

Mientras que la intolerancia a la lactosa solo produce calambres y dolores de barriga desagradables; el gluten también puede tener consecuencias graves para la salud. La inflamación del intestino puede producir celiaquía, que tiene las características de una enfermedad autoinmune. En ausencia de tratamiento, la inflamación permanente del intestino delgado también puede propagarse a otros órganos. En caso de duda, siempre se debe consultar a un médico para evitar daños.

Créditos:

incrível,

eatsmarter

 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo