Chica de 25 años tomó una sobredosis de proteína sin saber que padecía una enfermedad crónica

Durante mucho tiempo, la dieta rica en proteínas estaba reservada para atletas de alto rendimiento, especialmente para los culturistas. Pero con el tiempo, las proteínas también han encontrado su camino en la cocina del consumidor medio. No como "alimento muscular", sino como un medio de saciedad en una dieta. Tomar pociones extras de proteína ya es algo muy común. 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein von @ffbb.96 geteilter Beitrag am

Cada vez son más los fabricantes que se aprovechan esta tendencia nutricional y lanzan al mercado productos como yogures ricos en proteínas o batidos con suplementos dietéticos. Raras veces, estas empresas mencionan que el cuerpo es capaz de absorber, en la mayoría de los casos, la proteína necesaria a través de una dieta equilibrada, por ejemplo, a través de las lentejas o el aguacate.

En realidad, un aumento de la ingesta de proteínas puede incluso ser perjudicial para el organismo, como lo muestra el trágico caso de una joven mujer de Australia. Aunque este tipo de eventos no son muy comunes, los médicos, sin embargo, nos alertan contra el consumo excesivo de proteínas.

Meegan Hefford, de 25 años, empezó a entrenar con pesas hace unos cinco años y participó en competiciones de fisicoculturismo a los pocos meses. También tenía una dieta disciplinada como parte de sus sesiones de entrenamiento en el gimnasio.

Se sentía cómoda en su nueva figura y condición física y pensó que una dieta rica en proteínas complementaría muy bien sus entrenamientos diarios. Pero esta chica no sabía que sufría de un trastorno del ciclo de la urea; nadie se lo había diagnosticado. Así que estas dos situaciones juntas resultaron ser letales. 

En esta enfermedad crónica, la descomposición de las proteínas en el cuerpo se inhibe, por lo que todos los días, el cuerpo recibe una ligera "sobredosis" de proteínas con la dieta normal. Si se añade más proteína al cuerpo, por ejemplo en forma de batidos, el amoníaco puede acumularse en la sangre y aumentar los niveles de líquido en el cerebro, lo que provoca que algunas partes de este órgano se colapsen. 

 

Tired

Ya semanas antes de que Meegan fuera encontrada inconsciente, la joven madre se quejó de náuseas y cuerpo pesado. "Le dije que estaba haciendo demasiado esfuerzo en el gimnasio y que tenía que hacer una pausa", recuerda su afligida madre, Michelle White.

Meegan ignoró los síntomas y consejos de su madre y continuó entrenando y haciendo dieta como antes. Esto incluía mucha carne, huevos y especialmente batidos de proteínas. Debido al aumento constante de proteínas en su cuerpo, este era incapaz de descomponerlas lo suficientemente rápido para procesarlas en sus músculos.

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von • MEEGAN HEFFORD • (@meeganheff) am

El 19 de junio de 2017, la madre de dos niños pequeños fue encontrada inconsciente en su apartamento. La llevaron inmediatamente al hospital. Solo dos días después los médicos declararon su muerte cerebral. La autopsia estableció una conexión entre el consumo excesivo de batidos de proteínas y la enfermedad crónica de la joven.

"Perder a Meegan es tan terrible que todavía no puedo creerlo", explica su madre. A pesar de su dolor, quiere advertir a la gente sobre los riesgos de un consumo excesivo de proteínas. Después de todo, el trastorno del ciclo de la urea sigue siendo en desconocido en gran medida entre los expertos. "Cuando entré en su apartamento, encontré media docena de paquetes de polvos de proteínas", continúa Michelle.

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von • MEEGAN HEFFORD • (@meeganheff) am

La probabilidad de padecer el trastorno del ciclo de la urea es de 1:8000, según un estudio, lo que no es poco para una enfermedad hasta ahora poco conocida. Un análisis de sangre puede determinar si se ha desarrollado la enfermedad.

Si se presentan los síntomas típicos, vómitos, convulsiones y letargo, debes consultar a un médico de inmediato.

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Nikki Swift (@kale_eesi) am

Si bebes un batido de proteína de vez en cuando, no hay riesgo de sobredosis. Después de todo, el cuerpo necesita 0,8 gramos de proteína por kilo de peso corporal para mantenerse en óptimas condiciones.

Sin embargo, puede ser peligroso si uno excede esta cantidad regularmente. Porque entonces puede afectar también a las personas que no padecen la enfermedad del ciclo de la urea. 

Otros síntomas pueden ser un estreñimiento agudo debido a la falta de fibra en la dieta o molestias en los riñones debido a los depósitos de grasa. Según un estudio del Instituto Alemán de Investigación Nutricional (Deutsches Institut für Ernährungsforschung), una ingesta excesiva de proteínas también empeora el efecto de la insulina en el organismo, lo que a su vez aumenta el riesgo de diabetes.

Por lo tanto, los expertos desaconsejan en general los alimentos que contienen proteínas adicionales.

 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von • MEEGAN HEFFORD • (@meeganheff) am

Lo que le pasó a Meegan e una verdadera tragedia. Recuerda que es importante buscar signos prematuros de intolerancia a las proteínas y, en general, estar conscientes de los riesgos para la salud que tiene el exceso de proteínas. 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo