11 cosas que no deberías decirle a nadie con depresión

La depresión afecta ya a 300 millones de personas en todo el mundo y, entre 2005 y 2015, la cifra de casos se incrementó en más de un 18 por ciento. La tristeza permanente, desesperanza, energía y falta de interés son solo algunos de los síntomas de esta enfermedad mental. No solo los afectados sufren, sino a menudo también sus familiares, quienes no saben cuál es la mejor manera de tratar la enfermedad mental de su ser querido. Tienen la intención de ayudarlo y animarlo, pero con demasiada frecuencia meten la pata. Esto se debe, en la mayoría de los casos, a que no pueden entender el mundo emocional de la persona afectada.

Magan, maganing

Las siguientes 11 frases son bien intencionadas, pero no ayudan a las personas que sufren depresión en lo más mínimo:

1. "Sé cómo te sientes. A menudo estoy de mal humor".

Todos estamos de mal humor de vez en cuando. En una depresión, sin embargo, la ausencia de alegría no solo dura más tiempo, sino que además los sentimientos se perciben mucho más dolorosos. Esto puede aumentar la sensación de que la propia existencia carece de sentido, así como la desesperanza con respecto a una recuperación.

2. "Todo saldrá bien".

No, no será así. Al menos eso es lo que la persona deprimida piensa. Este intento de levantarle el ánimo tiene muy buena intención, pero no ayuda en absoluto a la persona afectada. Esta frase la hace sentirse aun más sola, porque siente que nadie la comprende.

3. "Eres un hombre tan alegre".

Anya Lubow

Las personas depresivas pueden hacer una cosa muy bien en particular: decirle a su entorno que son una persona "normal" y, por lo tanto, feliz. Desafortunadamente, los sentimientos de la persona afectada son muy diferentes.

4. "¿Estás bien?".

Una depresión no es un resfriado que desaparece después de unos días. Desafortunadamente, no hay un remedio rápido. Por lo general, los pacientes tienen que someterse a terapias muy largas y, a veces, tomar medicamentos hasta que los síntomas realmente mejoran.

5. "Por lo menos estás físicamente sano. ¡Deberías estar agradecido!".

Sí, por supuesto que en principio deberías estar contento. Pero precisamente una de las características de la depresión es la incapacidad de experimentar sentimientos positivos como la alegría o la gratitud. La depresión puede llegar a ser una enfermedad mental grave que debe ser tratada profesionalmente.

6. "Debes salir con más personas. Te sentirás mejor".

026.jpg

Desafortunadamente, este amable consejo suele ser de poca utilidad. Cualquier mínimo esfuerzo es demasiado para una persona depresiva: el deseo de tener contacto social puede desaparecer por completo. Los afectados se sienten incomprendidos y, a menudo, se sienten aun peor en presencia de otros. porque no pueden disfrutar de la vida como los demás.

7. "Debes prestar más atención a tus propias necesidades".

Esta recomendación es correcta en la mayoría de los casos, ya que a menudo las personas deprimidas tienen pocas ganas de consentirse. Sin embargo, estas no sienten motivación por nada, y mucho menos por disfrutar de la vida. Por ello, que es difícil que tomen la iniciativa de ir a yoga, al cine, de compras y hacer otras actividades que podrían ser entretenidas o relajantes.

8. "Vas a estar bien".

Lamentablemente, una depresión te hace sentir débil y vulnerable. Por lo tanto, esta sola frase puede provocar una reacción negativa.

9. "No tienes por qué estar triste".

Antes de pronunciar estas palabras, supuestamente alentadoras, a tu familiar o amigo, recuerda la cita del filósofo griego Epicuro: "No son las cosas en sí mismas, sino nuestra interpretación sobre ellas la que nos hace felices o infelices"; de manera que tener un trabajo bien pagado, grandes amigos y una pareja cariñosa no nos protege al ciento por ciento contra la depresión.

10. "¿Por qué estás deprimido?".

sad

¡Si esta pregunta fuera tan fácil de responder! La depresión tiene varias causas en la mayoría de los casos: factores psicosociales, como el trauma, y aspectos neurobiológicos, como la disposición genética, entre otros. Algún desencadenante, como una separación, un duelo, el nacimiento de un hijo o una alteración de los neurotransmisores en el cerebro puede conducir a la depresión.

11. "Después de todo, tu depresión no es tan mala como la de los demás".

Para alguien que no la padece, el problema puede parecer mínimo. Pero hay personas que se han suicidado debido a una depresión grave. En realidad, nadie, excepto un especialista, puede saber hasta qué punto está afectada una persona. Por eso, las valoraciones superficiales están fuera de lugar.

Entonces, ¿qué puedes decir en vez de todo esto? Pues bien, demuéstrale a la persona afectada que no está sola y que tú estás a su lado. "No tienes que pasar por esto solo", "estoy aquí para lo que necesites", "no puedo imaginar cómo te sientes en esta situación, pero estoy contigo". Estas frases valen oro en estos casos. Además, puedes pedirle a la persona que te diga concretamente en qué puedes ayudarla. 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo