Lo que tu evacuación intestinal revela sobre tu salud

No muchos comentan lo que sucede cuando "se sientan al trono". El tema de "hacer de vientre" es para la mayoría tabú.

Pero en el caso de problemas digestivos, es importante poder describirlos y, si es necesario, consultar con un médico. En este sentido, el color y la textura de las heces pueden proporcionar información sobre tu salud.

Por suerte, no necesitas hacerte una radiografía: ¡solo tienes que echar un vistazo a tu inodoro! Porque el color de tus heces puede indicarte algo que haces mal en tu dieta o avisarte de un problema interno, como enfermedades que desconocías o trastornos alimentarios.

En el siguiente artículo te explicamos lo que significa el color de tus heces y qué puedes hacer para mejorar tu digestión.

Echa un buen vistazo y descubre con qué color de heces debes ir al médico:

Negras

Los ingredientes activos contenidos en los suplementos de hierro pueden hacer que las heces se vuelvan negras. Pero si además son pegajosas y malolientes, debes consultar a un médico. Las denominadas heces alquitranadas pueden ser un signo de que uno de tus órganos, por ejemplo tu estómago, está sangrando.

Amarillas

Si tus excrementos son de color amarillento claro, es posible que tu cuerpo no pueda absorber las grasas. Además del color amarillo, las heces también huelen mal. Tales excrementos son frecuentes en personas con intolerancia al gluten u otros trastornos digestivos. También en este caso se debe consultar a un médico para averiguar las razones.

Rojas

Si notas manchas rojizas en las heces, puede deberse a hemorroides o al sangrado del intestino. Pero no entres en pánico si tus heces están rojizas: también puede deberse a la comida del día anterior. La remolacha, arándanos y otros alimentos rojos pueden ser los causantes. Pero si descubres sangre en tu deposición, debes acudir a tu médico de inmediato para que te chequee. 

Claras

Los excrementos de color claro, blancos o del color del barro indican una obstrucción del conducto biliar o problemas con el hígado, lo que impide que la bilis entre en el intestino delgado y coloree las heces. Sin embargo, la medicación también puede ser responsable de una coloración inusual. Presta atención unos días y acude al médico si tus heces siguen de este color.

Verdosas

Las heces de aspecto verdoso a menudo se deben a la alimentación y al consumo de muchas verduras verdes como la espinaca, la acelga o los espárragos verdes. Si has comido mucho de estas, no hay nada que temer. Si este no es el caso, las heces verdes también pueden ser porque el alimento pasa a través de tus intestinos demasiado rápido. Consulta a un médico si notas heces verdosas con frecuencia.

Pero al igual que el color, la forma también puede proporcionar información sobre nuestra digestión y salud. Por ello, presta atención también a esta la próxima vez que vayas al baño. Unos médicos de Bristol han creado incluso una relación general de la forma y textura de las heces humanas, que puede utilizarse para detectar enfermedades a simple vista. Es la llamada Escala de heces de Bristol

Esto es lo que dice la forma de tus excrementos sobre tu salud:

Bolas pequeñas y duras

Si tus heces consisten en bolas pequeñas y duras, han pasado demasiado tiempo en el intestino y posiblemente te falten fibras o líquido. Esto produce estreñimiento, que puede ser muy doloroso. Por ello, si te cuesta trabajo y te duele, deberías beber más agua y comer alimentos ricos en fibra como frutas, verduras y productos integrales. Si estas medidas no son suficientes, consulta con un médico.

Alargada y gruesa

Si las heces son largas y ligeramente abultadas, puede deberse también a un ligero estreñimiento. Para ayudar a la digestión, es conveniente consumir más alimentos ricos en fibra y practicar ejercicio. Si pese a ello el estreñimiento empeora, acude al médico; puede que sufras hemorroides o fisura anal. 

Bolas blandas

Por supuesto, también existe el caso opuesto. Si tus heces son bolas pequeñas y blandas, significa que tienes diarrea o puede que padezcas el síndrome de colon irritado. En este caso, consume alimentos con menos fibras, bebe suficiente líquido e intenta reducir el estrés. 

Acuosas

Cuando tus excrementos son desde acuosos hasta completamente líquidos es un claro síntoma de diarrea. Normalmente se produce por infecciones o comida en mal estado, y lo que hace es limpiar tu organismo de elementos dañinos. En tal caso, elige alimentos bajos en fibra y procura beber mucha agua para reemplazar el líquido perdido y evitar la deshidratación. Sin embargo, si la diarrea no ha desparecido después de unos días, es aconsejable acudir al médico. 

Pero entonces, ¿qué color y forma son normales? Si tus excrementos son de color café, además de largos, blandos y suaves, ¡tienes la caca perfecta! Y si tienen forma de salchicha con grietas pequeñas, ¡también puedes tirar de la cadena tranquilo!

Para tener excrementos saludables y frecuentes, debes llevar una alimentación equilibrada e intentar reducir el estrés. En todo caso, es fundamental saber sobre la forma y el color. ¡Pueden ser tu próximo tema para romper el hielo!

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo