8 puntos de presión que alivian el dolor y relajan a los bebés

Ya en las culturas antiguas, los masajes se usaban para tratar varias enfermedades. Al presionar ciertos puntos del tejido corporal, se activan algunos órganos que son responsables del flujo de energía en el cuerpo.

Los bebés no entienden cómo funciona su cuerpo y no pueden decir dónde les duele. Pero les encanta que los acaricien.

Si tu bebé llora incesantemente o no puede conciliar el sueño por la noche, una suave reflexología de los pies puede aliviar la tensión y dolores leves. Este método ayuda con la dentición o con problemas digestivos frecuentes, por ejemplo. Por lo tanto, es importante que los padres conozcan estos puntos de presión en los bebés para poder aplicar el masaje correctamente. 

Antes de empezar el masaje, el pie de tu bebé debe estar caliente y presentar buena circulación sanguínea. Puedes darle un baño caliente de antemano, por ejemplo.

Con los siguientes 8 puntos podrás aliviar los problemas más comunes:

1. Cabeza y dientes

Los bebés suelen sufrir dolores de cabeza en las primeras semanas, y el dolor empeora con los primeros dientes. Para evitar no tener que darle medicación de inmediato y aliviar un poco el dolor, puedes masajear suavemente las puntas de los dedos de tu bebé. 

2. Pecho

Si está resfriado, la tos no suele tardar en aparecer. Para reducir la presión en el pecho, masajea con movimientos circulares la parte superior del pie justo bajo los dedos.

3. El plexo solar

Los bebés suelen sufrir dolores de estómago, especialmente en los primeros meses. Su tracto gastrointestinal no está tan desarrollado como el de los adultos. En este caso, masajea la mitad del pie presionando ligeramente. Esta zona está conectada al plexo solar, un tejido nervioso entre el estómago y los pulmones.

4. Senos paranasales

Los bebés tienen resfriados hasta diez veces al año, a menudo acompañados de mucosidad. Para reducir la presión en los senos paranasales y aliviar el dolor causado por la nariz tapada, debes masajear a tu bebé debajo de los dedos de los pies, justo en el punto central.

5. El abdomen superior

Para aliviar el estreñimiento, la acidez estomacal o los problemas digestivos, masajea el pie del bebé en la parte inferior del arco del pie haciendo una suave presión.

6. El abdomen inferior

Si tu bebé sufre de flatulencias y el vientre está duro, masajea suavemente la planta del pie presionando suavemente entre la mitad del pie y el talón.

7. Pelvis

Los dolores del crecimiento son particularmente desagradables para los bebés y los niños, ya que causan dolor en la pelvis. Para aliviarlo, puedes masajear el talón de tu hijo suavemente, con movimientos circulares.

8. Vías respiratorias

Si el frío es muy severo, puedes ayudar a tu bebé ejerciendo una leve presión en el borde inferior del talón. De esta forma, podrás liberar sus vías respiratorias de forma natural.

Un suave masaje de reflexología puede darle a tu hijo un poco de alivio y relajarlo. También puedes utilizarlo cuando el bebé está dormido. Si eres constante, los masajes pueden además fortalecer el vínculo amoroso con tu hijo. 

Sin embargo, si tu hijo tiene un dolor constante o llora mucho, debes consultar a un pediatra.

 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo