Objetos cotidianos que nunca sospecharías que tienen tantas bacterias

Las bacterias acechan en cada rincón. Ya sea en la oficina, en el supermercado, pero también en tu propio coche o en casa: en la vida diaria nos enfrentamos inevitablemente a una multitud de gérmenes.

Afortunadamente, la mayoría de las bacterias son inofensivas para las personas sanas. Sin embargo, algunas pueden causar enfermedades que van desde un simple resfriado hasta infecciones graves. Lo que muchos no saben es que los gérmenes se encuentran a menudo en los objetos que uno menos se imagina.

Por lo tanto, es importante que conozcas los 7 lugares donde las bacterias se ocultan sin que nos demos cuenta:

1. Trapos de cocina

Los estudios han demostrado que el 7% de los paños de cocina están contaminadas con SARM, una bacteria que puede causar infecciones muy peligrosas para la salud. También la bacteria E. coli puede encontrarse en los trapos de cocina y es responsable de gran parte de las intoxicaciones alimentarias. Para no difundir los gérmenes sobre la encimera de la cocina, es mejor limpiar las superficies de trabajo con toallas de papel.

2. Teléfono móvil

Los teléfonos móviles son verdaderos nidos para todo tipo de bacterias que pueden causar infecciones oculares o retortijones. Muchos usan el teléfono en el baño mientras están sentados en el inodoro. Así es como los gérmenes llegan al teléfono móvil. Por lo tanto, limpia tu teléfono móvil con toallitas desinfectantes 3 veces a la semana.

3. Cepillos de dientes

A menudo, los cepillos de dientes tienen el efecto contrario, ya que las bacterias permanecen en las cerdas después del cepillado. Por lo tanto, debes cambiarlos aproximadamente cada 2 meses. Después de un resfriado, el cepillo de dientes debe ser reemplazado inmediatamente por uno nuevo.

4. Cines

En los cines, las personas pasan varias horas juntas en un espacio cerrado. De este modo, los virus pueden transferirse rápidamente de una persona a otra. Evita tocarte la cara o los ojos con las manos durante la función, y lávate las manos tan pronto como termine la película.

5. Cajeros

Todos los días, cientos de personas usan los cajeros automáticos, y por eso hay tantos gérmenes en las teclas. Según los estudios, el 41% de los cajeros analizados presenta un gran número de bacterias. Te recomendamos usar gel desinfectante para las manos después de haber recolectado dinero.

6. La carta del restaurante

También hay muchos gérmenes en las cartas del menú de los restaurantes, ya que no las limpian con frecuencia y, por lo tanto, las bacterias se propagan de un cliente a otro. Asegúrate de que la carta no tenga contacto con tu plato o cubiertos y, si es posible, lávate las manos antes de disfrutar de tu comida.

7. Grifos de agua

Lo creas o no, tu fregadero es el lugar de encuentro más grande para los gérmenes. Muchas bacterias se forman enseguida en la llave de agua y se acumulan en el tamiz (filtro). Si no lo limpias durante mucho tiempo, estas bacterias también se depositan en los alimentos o platos que lavas en el fregadero. Por lo tanto, retira el tamiz una vez a la semana y déjalo en remojo en una solución diluida con lejía.

¿Te habías imaginado que incluso en lugares que usamos tanto como el fregadero hay tantas bacterias? A partir de ahora, verás algunos objetos con otros ojos, y te será más fácil acordarte de lavarte las manos después de tocarlos. 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo