Situaciones en las que debes tomar en serio el "no" de tu hijo

Obviamente, los adultos les llevan muchos años de experiencia a los niños. Es por eso que piensan que saben más en ciertas situaciones y a veces simplemente ignoran los deseos y necesidades de sus hijos. Por supuesto, siempre con el motivo de querer solo lo mejor para los más pequeños. 

Pero en algunos momentos debemos escucharlos con más atención y respetar las opiniones de nuestros pequeños. Es importante que el niño aprenda que en ciertas situaciones puede decir que no. Los niños, al igual que los adultos, tienen derecho a decir que no les gusta algo para protegerse de alguna amenaza.

What you lookin' at, fool?

En estas 6 situaciones debes aceptar sin condiciones un no de tu hijo:

1. "No, estoy lleno".

Este es probablemente uno de los "no" más comunes que los padres ignoran de sus hijos. Pero es muy importante que los niños aprendan a reconocer la sensación de hambre y, por consiguiente, a determinar cuánta comida necesitan. Este aspecto es parte fundamental de una sana alimentación. Seamos honestos: cuando éramos niños, siempre odiábamos tener que comer de más a pesar de que ya no teníamos hambre. Así que respeta el "no" de tu hijo cuando ya no tenga hambre, y ayúdalo a aprender a tomar sus propias decisiones.

pint1

2. "No, puedo vestirme solo".

Los niños imitan el comportamiento de sus padres y hermanos desde el principio y quieren hacer todo como los "grandes". Esto se hace evidente al ponerse la ropa. 
Incluso si no siempre funciona como debería, debes dejar ir a tu hijo pequeño que se vista por sí mismo cuando él quiera. Claro que puedes echarle un ojo por si necesita tu ayuda. 

pint2

3. "No, no quiero caricias ahora".

Lo sabemos bien por experiencia propia. A veces hay días o momentos en los que no quieres tener contacto físico con otros, ni siquiera con miembros de la familia, amigos o tu pareja. Solo quieres que te dejen en paz. Y nuestros hijos no son diferentes. Es por eso que siempre debes tomar en serio su negativa a acurrucarse, y respetar el deseo de tu hijo sin ofenderlo. ya vendrá a ti cuando quiera abrazarte.

pint3

4. "No, no necesito ayuda para comer".

Desde que nacen, nos vamos acostumbrando a alimentar a nuestros hijos. Esperamos a que la comida se haya enfriado, la cortamos en pequeños trozos y tratamos de que comer sea lo más fácil posible para ellos. Pero también les damos de comer cuando ya lo pueden hacer por su cuenta. Por lo tanto, presta especial atención a los momentos en los que tu hijo quiere comer sin tu ayuda. Porque incluso si no siempre funciona muy bien o algo sale mal, le ayudará a ser más independiente. ¡Nadie quiere tener que seguir cortando la comida de sus hijos hasta que cumplen los 10 años!

pint4

5. "No, no quiero probar eso".

Queremos que nuestros hijos coman de todo. Pero no debemos forzarlos a hacer cosas que no les apetecen. Mantén la calma y no presiones a tu hijo. Llega un momento en que él mismo busca probar diferentes, y entonces mejora su relación con la comida. Con un poco de suerte, incluso desarrollará una verdadera pasión por los alimentos y tendrá una dieta saludable. 

Pissed off

6. "No, me da miedo",

Siempre debemos tomarnos en serio los temores de nuestros hijos, aunque no los entendamos o nos parezcan insignificantes. Una vez que sepamos a qué le teme nuestro hijo, debemos hablar de ello y encontrar soluciones para aliviar el miedo. Recuerda que las terapias de confrontación rara vez ayudan. Por el contrario, suelen agravar el miedo.

Chota Singh's Second Shoot

7. "No, deja de hacerme cosquillas".

Especialmente cuando se trata de hacer cosquillas, hay una fina línea entre la diversión y la molestia. Tienes que escuchar atentamente si un niño todavía se está riendo o si ya se está resistiendo. Tan pronto como diga "¡no!" en voz alta, debes detenerte inmediatamente. Esto no solo le enseña a tu hijo a confiar en ti, sino también a respetar esos límites con los demás.

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Lisa Tichané (@lisatichane) am

A partir de cierta edad, sin embargo, los niños a veces empiezan decir la palabra "no" para rebelarse contra la autoridad de sus padres. Entonces es importante distinguir las actitudes desafiantes de las necesidades reales. Si tu hijo realmente está tratando de hacer las cosas solo, o trata de protegerse de algo, los padres deben tomárselo con seriedad y apoyarlo sin dudarlo incondicionalmente.

Créditos:

Netmoms

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo