4 tips para las cejas, los pies y hacerse la cera

Quienes dan mucha importancia a su aspecto externo acuden con regularidad a esteticistas, profesionales de la depilación con cera o a recibir cuidados en los pies. Pero es posible ahorrar dinero en estos tratamientos. Gracias a trucos de los expertos, ahora podrás hacerlos en casa. 

Piernas suaves, pies cuidados o cejas tupidas y bonitas: los siguientes 4 trucos no tienen nada que envidiarles a los cuidados más profesionales. 

1. Pintarse las cejas

Las cejas gruesas dan al rostro un bonito toque. Por ello, muchas mujeres se pintan las cejas cada mañana con un lápiz especial. Pero con el siguiente truco podrás teñirte hasta los pelos más finos fácilmente y de forma más duradera. Así, no tendrás que hacerlo cada mañana.  

Necesitas:

  • 1 cucharada de henna neutra
  • 1 cucharada de henna negra
  • 1 cucharada de henna roja
  • 1 cucharada de agua
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharada de jugo de limón

Pasos:

1.1. Mezcla bien todos los ingredientes. 

1.2. Aplica un poco de la mezcla sobre tus cejas con un bastoncito de algodón y deja actuar 10 minutos. 

1.3. Con un trapo mojado, retira los restos de color de tus cejas. La diferencia con las cejas sin pintar te va a dejar maravillada. ¿Y lo mejor? ¡Se ve tan natural!

2. Cera

No hay nada como unas piernas suaves, ¿cierto? Si te depilas con cuchilla, sabrás que el pelo sigue creciendo a marchas forzadas. Si estás ya harta de tener que pasarte la cuchilla tanto, puedes optar por hacerte la cera. Así el crecimiento del pelo será más lento. ¿Cómo hacerlo? Con la siguiente mezcla.

Necesitas:

  • 240 g de azúcar
  • El jugo de medio limón
  • 120 ml de agua
  • Tiras para depilar

Pasos:

2.1. Calienta el azúcar, jugo de limón y agua juntos en una olla hasta que la mezcla espese. 

2.2. Con ayuda de una espátula de madera, reparte un poco de cera sobre la parte velluda de tus piernas. 

2.3. Coloca una de las tiras para depilar sobre la cera y tira de ellas hacia el lado contrario del crecimiento del vello. 

2.4. Repite el proceso hasta que la pierna está completamente sin vello. Este método no es indoloro, pero el resultado compensa con creces el sufrimiento.

3. Pies suaves

Los pies agrietados y secos no son nada atractivos. Por ello, es importante dedicar un poco de tiempo al cuidado de esta parte del cuerpo que nos acompaña toda la vida. 

Necesitas:

  • 4 aspirinas disolubles en agua 
  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • Compresas
  • Film de plástico trasparente
  • Lima para callos

Pasos:

3.1. Pulveriza las aspirinas con un mortero. 

3.2. Añade el aceite de almendras y remueve. 

3.3. Sumerge compresas en la mezcla y ponlas luego sobre las zonas agrietadas de los pies. Envuelve los pies en film de plástico transparente y luego con una toalla caliéntalos. Deja actuar durante 10 minutos. 

3.4. Retira la toalla, el film de plástico y las compresas, y lima con cuidado la piel de los pies con una lima para callos. 

3.5. Finalmente, lávate los pies como siempre, sécalos y maravíllate con tus pies suaves y sedosos. Si quieres, puedes untarlos con crema como toque final. 

4. Línea de las cejas perfecta

Si no quieres teñirte las cejas, con este truco podrás dibujarlas a la perfección. 

Necesitas:

  • Lápiz de cejas
  • Cuchara 

Pasos:

Coloca una cuchara en el lado inferior de tu ceja y dibújala siguiendo la línea de la cuchara. 

La forma de la cuchara te ayuda a obtener una línea perfecta. 

¡Unos trucos geniales! Las piernas velludas, cejas finas y pies agrietados serán cosa del pasado. Ponte a ello y ya verás qué sencillos son estos trucos.

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo