12 ejercicios para convertir tu sofá en un gimnasio

Parece invencible: el perezoso que todos llevamos dentro. Pero incluso si eres una de esas personas sedentarias que prefieren sentarse en el sofá en lugar de salir a correr o pasar tiempo en el gimnasio, hoy es tu día de suerte. Desde ahora podrás permanecer fácilmente en tu cómodo sofá y aun así hacer algo por tu cuerpo mientras ves televisión. ¿Cómo funciona esto? Bueno, con los siguientes 12 ejercicios:

1. Para la primera sesión, siéntate en el borde del sofá, estira lentamente las piernas hacia afuera y vuelve a doblarlas hacia arriba. Repite este ejercicio 10 veces.

2. Ponte de pie de espaldas al sofá, coloca un pie en el asiento y dobla la rodilla de la otra pierna. Repite 10 veces por pierna.

3. Siéntate en el borde del sofá, estira las piernas y mueve los pies en círculo, 10 veces en cada dirección.

4. Toma una botella en cada mano y siéntate en el borde del sofá. Estira los brazos hacia los lados...

Cierra los brazos parcialmente hacia enfrente, a la altura de la parte superior del cuerpo...

 y desde allí hasta los muslos...

y luego de nuevo hacia delante de la parte superior del cuerpo...

luego extiende los brazos hacia los lados de nuevo y...

finalmente, baja las manos de nuevo hacia los muslos. Repite este movimiento 10 veces. Luego toma un descanso de 30 segundos.

5. Acuéstate de costado en el sofá. Levanta la parte superior de la pierna lentamente y bájala de nuevo. Luego acuéstate del otro lado y repite el ejercicio con la otra pierna. Debes hacer el ejercicio durante 20 segundos por pierna.

6. Es hora de que el cojín del sofá entre en acción. Ponte de pie frente al sofá, con las piernas un poco más separadas que el ancho de la cadera. Pon el cojín entre las manos y muévelo por encima de la cabeza con los brazos extendidos, bajando al mismo tiempo tu cuerpo, como si estuvieras en un asiento flotante, aproximadamente a la misma altura que el asiento del sofá, pero sin tocarlo. Repite el ejercicio 20 veces.

7. Siéntate en el borde del sofá, estira las piernas hacia enfrente y levántalas alternativamente hacia arriba. Repita esta sesión de entrenamiento 20 veces.

8. Salta al borde del sofá durante 30 segundos alternando los pies como si estuvieras subiendo una escalera. Luego haz una pausa de medio minuto.

9. Siéntate en el suelo frente al sofá, apoya las manos en el borde, levanta los glúteos y presiona los brazos impulsándote hacia arriba 20 veces sin que los glúteos toquen el suelo.

10. Acuéstate con la espalda en el sofá. Pon una almohada entre tus manos y luego pon los brazos y piernas juntos encima del centro de tu cuerpo. Sujeta la almohada entre tus pies y estíralos junto con la almohada, al mismo tiempo que los brazos. Junta nuevamente brazos y piernas encima del centro de tu cuerpo y esta vez sujeta la almohada con las manos. Vuelve a estirar manos y piernas. Repite el proceso durante medio minuto alternando la sujeción de la almohada.

11. Siéntate en el borde del sofá, toma un objeto más grande, no demasiado pesado, en tus manos y llévalo del lado derecho al lado izquierdo de tu cuerpo, y viceversa, sin poner el objeto en el suelo. Mientras tanto, mantén las piernas estiradas en el aire. Repite el ejercicio diez veces.

12. La postura del último ejercicio es parecida a las flexiones. Coloca los pies en el asiento del sofá y apoya las manos en el suelo. Luego da pasos de derecha a izquierda  y viceversa con los brazos y pies durante 30 segundos.

¿El demonio de la pereza te mira desde lejos con cara de incredulidad? Con estos 12 ejercicios, no solo te pondrás en forma en un abrir y cerrar de ojos, sino que no tendrás que prescindir de tu programa de televisión favorito o incluso pagar por una membresía en un gimnasio caro.

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo