11 trucos del sujetador que toda mujer debería conocer

Nunca ha sido fácil lidiar con los sostenes. Incluso encontrar el sujetador que te quede a la perfección y se mantenga en su sitio ya es todo un reto. Y algunos problemas se hacen evidentes solo después de algún tiempo, como las varillas que te molestan en la piel o los tirantes que te dejan una marcas en los hombros. Además está la complicada labor de encontrar el brasier que combine con tu ropa. Así que, de verdad, cualquier recomendación es bienvenida cuando se trata de sujetadores.

Aquí tienes 11 brillantes ideas que cualquiera que usa brasier debería conocer. ¡La n.º 11 es simple pero muy efectiva!

1. Tamaño

¿Sabes cómo comprobar si el brasier es de tu medida usando una de tus manos? Mete el puño entre la parte posterior y tu espalda. Si cabe, entonces es demasiado grande. Con dos dedos es suficiente. 

YouTube/Boldly 

2. Dolor de hombros causado por los tirantes del bra

En algún momento de sus vidas, todas las mujeres han tenido dolor en los hombros debido a los tirantes, pero existe una solución muy simple: las almohadillas de tirantes de sujetador. Simplemente desliza la almohadilla debajo del tirante del sujetador y sentirás un alivio al instante.

YouTube/Boldly

3. Varillas que se entierran o que se salen

Las varillas del brasier que se entierran o que se salen de su sitio suelen causar irritaciones. Solo toma un protector o salvaslip y unas tijeras y corta un pequeño trozo que puedes enrollar alrededor de la parte que se salió de su sitio, ¡y listo, problema solucionado!

pint1

4. Sujetador deportivo

Seguramente alguna vez has necesitado un sujetador que se adapte a tu camiseta deportiva. ¡Pues bien, puedes solucionarlo con un clip para papel! Simplemente úsalo para conectar los dos tirantes en la espalda, entre los omóplatos, y voilà , ¡ya tienes tu propio brasier deportivo hecho en casa!

YouTube/Boldly

5. Un escote muy pronunciado

Si elegiste una blusa o un vestido con un escote demasiado amplio y te sientes incómoda al usarlo, hay un par de trucos rápidos. Puedes coserle un botón de presión decorativo a tu prenda o ponerte una camiseta de tirantes debajo para cubrirte el pecho. ¡Fácil!

Pixabay

pint1 

6. Tirantes que se deslizan

Los tirantes del bra que se deslizan todo el tiempo pueden provocar movimientos indeseados de los pechos. Da igual cuantas veces los reajustes, unos minutos más tarde, ¡se deslizan hacia abajo de nuevo! Pues bien, afortunadamente, ya se inventó algo para eliminar este pequeño pero molesto problema: los sujetadores de lencería. Solo tienes que colocar el sujetador alrededor del tirante, cerrar el broche de presión y unirlo con el alfiler de seguridad a la costura de tu camiseta o vestido. ¡De esta forma, el tirante de tu bra se quedará en su lugar todo el día!

7. Strapless que no se mueve

No hay nada peor que tener que levantarse el brasier sin tirantes cada dos minutos. Este tipo de sujetadores (strapless) tienden a deslizarse hacia abajo, ¡especialmente en eventos importantes donde no puedes levantarlo con las manos sin que nadie se dé cuenta! Todo lo que necesitas es un tirante convertible para sostener tu strapless con firmeza.  Solo tienes que pasar uno de los tirantes del bra por delante y enganchar el otro extremo en el otro lado del bra. ¡Listo!

pint1

 8. Vestido con la espalda descubierta

Si la prenda que quieres ponerte tiene un escote en la espalda my pronunciado, tienes varias opciones: acudir a la fiesta sin brasier, ponerte unas copas adhesivas o, si te sientes lo suficientemente segura y además no te apetece gastar una fortuna en un nuevo sujetador, hacer tu propio sostén integrado. 

Toma un sujetador viejo (de preferencia uno que ya no uses) y córtale los tirantes así como la parte trasera. Haz una marca en tu prenda donde quieras colocar las copas, después, con pegamento para textiles, presiónalas firmemente hasta que las telas queden bien pegadas.

Pixabay

9. Lava tus sujetadores deportivos

Después de un duro entrenamiento, llévate tus sujetadores a la ducha y lávalos a mano. Esto evitará que pierdan su elasticidad, lo que suele suceder cuando lavas tus sujetadores en la lavadora. 

10. El secado de los brasieres

Usa un escurridor giratorio de ensaladas para secar tus bras. Es mucho más rápido que dejarlos secar al aire libre, y, además, tus prendas delicadas se conservan mejor. 

YouTube/Boldly

11. Ahorrar espacio

Los sujetadores suelen ocupar mucho espacio en tus cajones. Con frecuencia, terminan aplastados en un espacio muy pequeño, lo que provoca que pierdan la forma. ¿Y no sería mejor que los colgaras? Solamente tienes que poner unos cuantos atravesados en la barra de un gancho para ropa...

YouTube/Boldly

... o agregar dos ganchos de unos cinco centímetros a varios ganchos de madera para ropa y así crear un rincón ahorra-espacio que te permita visualizar tus bras al mismo tiempo. 

YouTube/Boldly

Puedes ver un resumen de todas estos útiles consejos en este vídeo (en inglés)...

Y ahora, ¿por qué no poner a prueba algunos de estos trucos? ¡Seguro que yo lo voy a hacer!

Créditos:

tiphero

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo