Reciente descubrimiento: 3 asombrosas ventajas de decir palabrotas regularmente

No es muy agradable escuchar a alguien diciendo groserías todo el tiempo. Debido a su naturaleza ofensiva, las malas palabras pueden convertirse de un momento a otro en un ataque directo o en una amenaza. Como resultado, una persona que suelta un montón de improperios en público suele dar la impresión de ser tonta y maleducada. Pero estudios recientes han descubierto aspectos sorprendentes sobre el uso de las malas palabras. De acuerdo con los resultados, existen al menos 3 efectos positivos. 

Shutterstock

1. Una inteligencia más desarrollada

Según un estudio realizado por psicólogos de la Universidad Marist, una persona que es más fluida en inglés dice palabrotas con mayor frecuencia. En el siguiente experimento se aplicaron dos pruebas de lenguaje, una de fluidez verbal, y la otra de expresión de malas palabras. Les pidieron a los participantes  que recordaran durante un minuto el mayor número de groserías que empezaran con cierta letra del alfabeto. Resultó que las personas con las puntuaciones más altas en la parte de la fluidez verbal también obtuvieron las mejores notas recordando malas palabras. 

annie

El experimento demostró que las palabrotas no son un indicio de falta de inteligencia o de formación, sino que, al parecer, son una de las características del lenguaje que un interlocutor elocuente adopta con cierta frecuencia para una comunicación más efectiva.

2. Alivio del dolor de forma natural 

Richard Stephens, psicólogo de la Universidad de Keele, descubrió que las palabras malsonantes pueden reducir el dolor. Él y su equipo pidieron a 66 participantes meter una mano en agua helada. Al principio, tenían que repetir la misma palabrota mientras trataban de tolerar la desagradable sensación. El mismo número de participantes se sometió a otra segunda prueba en la cual debían repetir una palabras neutral, sin ninguna carga negativa. 

shutterstock

He aquí las conclusiones: los voluntarios que dijeron groserías lograron resistir el contacto con el agua helada por más tiempo. Además ,consideraron que no les resultaba tan dolorosa. Durante las pruebas, Stephens registró un gran incremento de la frecuencia cardíaca en la primera prueba y concluyó que soltar palabras ofensivas activa una reacción de lucha o huída y eleva el nivel de agresividad.

Avión jodido

Curiosamente, muchas de las últimas palabras de los pilotos que mueren en accidentes de avión registradas en la caja negra incluyen palabras malsonantes. Este hecho extremo puede tener una explicación en el contexto de la prueba realizada por Stephens. 

3. Te hace más fuerte físicamente

Stephens y su equipo llevaron a cabo un nuevo experimento. Esta vez, les pidieron a dos grupos de participantes, de entre 19 y 21 años, que hicieran un reto en la bicicleta y 10 segundos de fuerza en las manos. Nuevamente, cada grupo hizo su propia prueba, pero uno repetía groserías, y el otro, palabras neutrales. 

Sus ensayos mostraron que la potencia máxima de los participantes que montaron en bicicleta diciendo palabrotas subió 24 vatios en promedio. En la prueba de fuerza con las manos, los voluntarios de las groserías aumentaron su fuerza en un equivalente a 2.1 kg.

Indoor cycling

A estas alturas, uno cree que los gritos e insultos jugaron un papel fundamental en el aumento de la potencia corporal. Pero este no fue el caso en absoluto. Los participantes no subieron la voz; simplemente repitieron palabrotas tranquilamente durante las tareas. Entonces ¿cómo le hicieron para aumentar su potencia física mientras proferían insultos? "Aún no se ha hallado la razón por la cual las malas palabras tiene esos efectos sobre la fuerza física y la tolerancia al dolor", dijo Stephens en una entrevista con el periódico Guardian

shout

¡Los estudios nos han revelado aspectos fascinantes que hasta ahora desconocíamos sobre las malas palabras! Tenemos que admitirlo: las irreverencias verbales no indican una pobreza del lenguaje, sino, muchas veces, todo lo contrario. ¡Incluso pueden ser de gran utilidad para los que quieran entrenar muy duro en el gimnasio!

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo