Chica japonesa muestra la mejor forma de cortar las curitas del dedo

Curita, tirita, parche curita, bandita...No importa cómo la llames, pero ojalá que tengas una caja en tu botiquín médico, porque todos necesitamos una de vez en cuando para proteger una pequeña herida de fricciones, eso sin contar las bacterias y la suciedad.

Uno de los problemas con las tiritas es que enseguida se aflojan y se despegan. Pero un ingenioso truco japonés para resolver esta cuestión está causando furor. Funciona perfectamente en caso de heridas en el dedo. 

Si quieres asegurarte de que tu curita se quede bien fija (y se vea adorable también), haz la prueba con esto:

Es muy simple: antes de abrir la tirita, haz un corte longitudinal justo en la mitad de los extremos adhesivos. Usa una tijeras desinfectadas y asegúrate de no cortar la parte central de la curita.

Coloca la gasa sobre la herida, después toma las dos mitades de la parte adhesiva y pégalas diagonalmente, en forma de X, una sobre la otra, como en esta foto:

Tira un poco para que quede bien ceñido, ¡pero no exageres, ya que podrías bloquear el flujo sanguíneo!

Se acabaron los bordes levantados o el desprendimiento prematuro. Con esta técnica, se ajusta a la perfección.

¡Qué pequeño gran consejo! Una forma muy práctica de transformar una aburrida tirita en un tierno accesorio...

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo