Video: cómo salvar la vida de tu perro en 6 pasos

Todos los que tenemos mascotas sabemos que sería una tragedia perderlas. Es por eso que las llevamos al veterinario con regularidad para chequear que todo esté bien.  

Sin embargo, si tu perro deja de respirar o le da un ataque cardíaco de la nada, existen pocas probabilidades de que logre sobrevivir hasta que lleguemos al veterinario. En caso de que ocurra un accidente de este tipo, los dueños de perros debieran estar preparados y saber cómo practicar una correcta reanimación cardiopulmonar. ¡Así podremos ayudarlos hasta que llegue un veterinario!

Si no sabes cómo hacerle este procedimiento de primeros auxilios a tu perro, mira el siguiente video y memoriza los 6 pasos que allí te presentamos: 

1. Revisa su pulso con tus dedos índice y medio en los siguientes puntos:

  • Debajo del tobillo o donde el codo se une al pecho 
  • Debajo de la cuartilla
  • En la cadera (por dentro) 

 

2. Encuentra una superficie plana y estable para tumbar a tu perro en su lado derecho.

3. Coloca las palmas de tus manos sobre las costillas de tu perro, por encima del corazón. 

4. Empuja hacia abajo su pecho de 1/4 a 1/3 de profundidad. Debes realizar de 60 a 90 compresiones por minuto. 

5. Después de hacer 30 compresiones, mantén la boca del perro cerrada con tus manos. ¡Tiene que estar completamente cerrada! Luego, respira aire dentro de su nariz dos veces. 

6. Repite los pasos 4 y 5 por 10-15 minutos o hasta que tu perro responda. Mientras practiques la reanimación cardiopulmonar, debes llamar a alguien que pueda llevarte a ti y a tu perro al veterinario. 

Como te mostramos en este video y con estas fotos, solo tienes que seguir unos cuantos pasos para poder resucitar a tu perro. ¡No tengas miedo de usar estos conocimientos en caso de emergencia! Al contrario: un buen amante de los perros, en estas circunstancias, debiera ser capaz de quedarse tranquilo y enfocarse en salvar a su amiguito de cuatro patas. 

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo