Los encuentras en el súper: los granos de comino negro pueden salvarte la vida

Su nombre científico es "Nigella sativa", aunque muchos lo conocen como comino negro. Es una planta con flores de la familia de las Ranunculaceae y proviene del sudeste asiático. Allí lleva utilizándose por más de 2. 000 años como especia y con propósitos médicos. Sus semillas tienen un sabor apimentado, con toques de orégano y cebolla. El profeta Mahoma creía a pies juntillas en las propiedades curativas de la planta. "El comino negro cura cualquier enfermedad, menos la muerte", decía. Y es cierto: el comino negro es un verdadero milagro como remedio natural contra un montón de enfermedades. 

Pixabay

1. Infecciones de garganta

El comino negro es una cura muy eficaz para las infecciones gracias a sus propiedades antibacterianas y antivirales. Es especialmente útil para aliviar el dolor de las infecciones de garganta, así como para desinfectarla. 

2. Diabetes tipo 2

El comino negro contiene ácido linoleico y ácido gamma-linoleico, que son ácidos grasos no saturados que ayudan a disminuir la grasa en la sangre y a regular el nivel de insulina en el cuerpo. Gracias a esto, tus niveles de azúcar en la sangre disminuirá, lo que puede ser muy eficaz a largo plazo contra la diabetes tipo 2. 

3. Ataques epilépticos

La ingesta regular de comino negro puede prevenir ataques epilépticos en las personas que sufran la enfermedad. 

4. Alta presión sanguínea

El comino negro puede ayudar a disminuir la presión sanguínea. Además, cuando se toma durante un tiempo prolongado, puede hacer innecesaria la ingesta de medicación para la presión sanguínea. 

5. Infecciones por hongos

El comino negro contiene timoquinona, un fungicida muy eficaz para tratar los hongos de los pies, la micosis intestinal y los hongos vaginales. 

Pixabay

6. Problemas de estómago

El comino negro tiene propiedades anticonvulsivas que son eficaces contra la hinchazón de estómago. También reduce la producción de jugos gástricos y puede aliviar la indigestión. Este remedio natural también es bueno contra la diarrea. 

7. Cáncer

En el mundo asiático, el comino negro y el aceite derivado de él ha sido usado como un remedio natural contra el cáncer por más de 1.000 años. Su consumo regular puede impedir el crecimiento de las células cancerígenas en el intestino y, en general, puede ayudar a tratar cualquier forma de cáncer. Este efecto se produce gracias a la estimulación de los leucocitos, quienes combaten las células cancerígenas antes de que se conviertan en tumores. Tomar tres cucharaditas de aceite de comino negro todos los días es un buen plus para cualquier tratamiento contra el cáncer. 

8. Sistema inmune débil

El comino negro ayuda a fortalecer el sistema inmune del cuerpo. Una cucharadita de aceite de comino negro mezclado con miel al desayunar puede resultar de maravillas.

9. Problemas a la piel

El estímulo al sistema inmune y las cualidades antibacteriales del comino negro, lo vuelven útil para tratar la psoriasis y el acné.

Pixabay

10. Alergias

En lo que se refiere a remedios fabulosos, nada le gana al comino negro para el tratamiento contra cualquier tipo de alergia. Reacciones alérgicas agudas causadas por el asma o la fiebre del heno pueden ser aliviadas de manera efectiva con el comino negro. Este detiene la irritación y abre los canales respiratorios. El uso constante del comino negro también ayuda a eliminar para siempre algunas molestas alergias.

Puedes pedir comino negro (o aceite de comino negro, que es un poco más fácil de ingerir) aquí. Es una forma genial y natural de lidiar con una gran variedad de dolencias.

Créditos:

wunderweibwikipedia

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo