El truco para calmar a un bebé que llora está en los pies

Cuando a los bebés les duele algo o están cansados, no hacen otra cosa que llorar sin parar. Hay muchas razones para ello: dolor de tripa, un resfriado, estreñimiento... y la lista sigue y sigue. Por supuesto, deberías consultar siempre a un doctor, pero también existe un truco genial que ayuda a aliviar el malestar del bebé.  El secreto está en la reflexología. Debido a que los músculos y ligamentos de los bebés ya están completamente formados, son todavía más susceptibles a un suave masaje. Así que la próxima vez no frotes la zona afectada directamente, sino la zona correspondiente del pie. Aquí te enseñamos qué parte del pie corresponde con qué dolencias. Si el malestar persiste, ¡recuerda consultar siempre al médico!

Pulmones

Las dificultades para respirar en bebés son casi siempre resultado de una infección o un resfriado. Si no se trata a tiempo, puede causar dificultades respiratorias crónicas así como problemas para dormir y comer. Para aliviar este malestar, prueba lo siguiente: frota suavemente las bolas de los pies - justo debajo de los dedos de los pies.

Senos nasales

El medio de los dedos de los pies están conectados con los senos nasales. Si tu hijo se sorbe la nariz y moquea todo el rato, masajea entonces sus pequeños deditos de los pies. Esto reducirá los síntomas hasta que acudas al médico.

Cabeza y dientes

Curiosamente, las puntas de los dedos de los pies están conectadas con la cabeza y los dientes. Puedes utilizar esta técnica especialmente si a tu bebé le están saliendo los dientes.  

 

El plexo solar

El plexo solar es un punto de conexión real de los nervios y se encuentra en el pecho, donde se unen las costillas. No obstante, a veces el plexo solar puede causar calambres abdominales y dificultades para respirar. Para aliviarlo, masajea suavemente directamente debajo de la bola de los pies. 

Problemas de digestión 

Para aliviar los problemas digestivos no hay casi nada mejor que un buen masaje de pies. Después de una visita al médico, frota en el medio de los pies para sentir un poco de alivio.

Flatulencias

Los masajes de pies pueden ayudar también contra las flatulencias y el estreñimiento. Para estimular el intestino, prueba a masajear la zona inferior de los pies. Esto es especialmente bueno si has tenido uno "especialmente oloroso", o si sufres flatulencias a menudo.

Pelvis

Si notas que tu bebé tiene un problema pélvico o dolor de estómago, presiona suavemente los talones. Hazlo con cautela, pero con firmeza. 

En China, esta antigua ciencia es bien conocida desde hace mucho tiempo y se usa ampliamente en su sociedad. Aunque en nuestra sociedad occidental ya conocemos muchas cosas, todavía nos queda mucho por aprender. Este tipo de masajes son un complemento perfecto a la visita al doctor. ¡Ya verás cómo tu bebé deja de llorar!

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo