Cómo calmar en 1 minuto a un bebé que está llorando

Sí existen: algunos bebés permanecen tranquilos casi todo el tiempo, solo lloran o se quejan de vez en cuando. Pero, como la mayoría de los padres sabe, suele ser muy difícil tranquilizar a un bebé que llora desconsoladamente. En el siguiente vídeo encontrarás las técnicas perfectas para relajarlo en un minuto:

La planta del pie está llena de puntos que están conectados con otras partes del cuerpo. Al presionar suavemente esta área se estimulan otras regiones y, en consecuencia, pueden reducirse ciertos dolores. Estas "zonas reflejas" también funcionan con gente joven. Aquí tienes un resumen de las zonas más importantes...

1. Cabeza y dientes

Presionar suavemente los dedos del bebé puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza y de dientes. Esta zona es importante sobre todo cuando el bebé está dentando. 

2. Pecho

Si el niño tiene dolor en el pecho, aplica el masaje a lo largo del metatarso de los pies.

3. Plexo solar

Por lo general, el plexo solar no causa dolor por sí mismo. Aire atrapado, cólicos o dificultades para respirar suelen ser el origen del problema. Para eliminar el dolor, presiona en ese punto justo debajo de los metatarsos de los pies del bebé. 

4. Cavidades nasales

Si los senos paranasales son la causa del problema, presiona el centro de cada dedo del pie con tu pulgar. 

5. Abdomen superior

Si el dolor proviene de la parte superior del abdomen (p. ej. en el caso de un cólico), masajea la zona debajo de los metatarsos, en medio de la planta de los pies. 

6. Abdomen inferior

Si el dolor tiene su origen en la parte baja del vientre, debes aplicar el masaje debajo de la zona descrita en el punto anterior, justo encima del talón. 

7. Pelvis

Si el niño experimenta el dolor en la región pélvica, presiona los talones. 

8. Vías respiratorias

Puedes ayudar al niño a descongestionar sus vías respiratorias presionando levemente con tus dedos detrás de sus talones. 

Como puedes ver, solo necesitas centrarte en ciertas zonas de las plantas de los pies para darle a tu bebé la ayuda que requiere. Es muy fácil aprender estas técnicas y hacer que los pequeños se sientan mejor. Si, a pesar de todo, los problemas continúan, te recomendamos consultar a un médico.

Este sitio web no tiene el propósito de sustituir, completar o refutar los consejos, exámenes, tratamientos o diagnósticos profesionales de médicos, farmacéuticos, psicoterapeutas, facultativos médicos o cualquier otro profesional médico.

Comentarios

Más de Nolocreo